El diseño en el mundo rural

El encanto de lo rústico


 

La elegancia de un espacio sugerente

 

Las puertas que se escogieron para esta cocina fueron el modelo MEIRO combinados en color beige y blanco con un acabado mate seda. Todo ello pensando en el estilo rústico que se quería conseguir desde un principio. La combinación de colores claros como el blanco y el beige nos ayudaban a darle amplitud a toda la estancia a la vez que encajaban perfectamente con el resto de la vivienda.

Decidimos instalar un gran fregadero de dos senos que se adaptara a la estética de estos muebles. Se decidió integrar el mismo en los armarios dejando visible su parte frontal, lo que nos aportaba un detalle elegante y muy llamativo.

Por último se instalaron unos fuegos de cocina profesionales ya que el espacio lo permitía. Contaban con varias placas de gas, una de ellas preparada para cocinar con Wok, y un grill de barbacoa integrado en la encimera. Además se adaptó el grupo filtrante a una campana de madera en la zona donde estaban los fuegos, colocando un tubo pintado en negro que reconducía el sistema de extracción para no tener que modificar un techo ya terminado.